Investigació

6 minutos en Sant Boi

(versión original en catalán, aquí)
Este pasado viernes 9 de septiembre asistí a un acto en Sant Boi con gente de CCOO, UGT, la COS, la IAC y Oriol Junqueras (ERC) y Anna Gabriel (CUP). Un acto donde Podem Catalunya tenía que estar presente para defender nuestra manera de ver la situación que vivimos. El tiempo, como siempre en este tipo de actos, era limitado. Por eso intenté condensar todo aquello que trabajamos y pensamos en estos seis minutos:

Hola! Buenas tardes a todas y a todos!

En primer lugar quiero agradecer a la gente de Podemos de Sant Boi, a la gente de Esquerra de Sant Boi y a la gente de la CUP de Sant Boi por haber organizado este acto.

Estos días los medios han destacado el hecho que este es un acto organizado a nivel local y creo que este dato es interesante, porque nos recuerda que, ante los golpes penetrantes de esta estafa que vivimos, las personas que tenemos claro que otro mundo es posible, sabemos trabajar juntas desde abajo y desde la diversidad. Por eso, muchas gracias, gente de Sant Boi!

Hay otro dato en relación a este acto que creo que hay que poner sobre la mesa: Han pasado 40 años desde aquella Diada histórica que hoy conmemoramos. Y en aquella Diada de 1976 no hubo ninguna mujer en el escenario. Y parece que en este sentido avanzamos muy despacio. Hoy, sólo habla una mujer. No es así como podemos construir la Cataluña que queremos. Tenemos que seguir aprendiendo y lo tenemos que hacer mucho más rápido.

Hoy, en este acto, recordamos en Jordi Carbonell. Un hombre a quién yo no conocí personalmente pero que sé de buena tinta que era un hombre honorable, sabio y honesto. Un hombre que, según me explican, supo combinar, como pocos, el hecho de ser nacionalista, republicano y de izquierdas. Un hombre que hoy, es un referente de la historia y de la memoria compartida de las Diadas.

Haciendo un ejercicio de memoria compartida, una compañera de Podemos, fundadora de la Assemblea de Catalunya que hace 40 años estuvo de pie en esta ciudad, me explicaba que Jordi Carbonell tenía muy claro que las victorias democráticas no se consiguen por “la habilidad de los de arriba” sino por la “pujanza” (esta era la palabra que usaba) pujanza que viene de abajo, con el trabajo y la constancia de las mujeres y hombres de bajo.

Mujeres y hombres de abajo que, mientras hablaban los oradores, las señeras ondeando en hermandad por banderas rojas y banderas republicanas. Me explicaba, con emoción, mi compañera de Podem, como aquellas mujeres de 1976 que no subieron a ningún atril, recorrieron las calles de Sant Boi gritando consignas de libertad y cantando canciones republicanas.

Unas mujeres que compartían con Maria Mercè Marçal los tres dones de haber nacido mujer, de clase baja y nación oprimida, y que eran, como las de hoy, tres veces rebeldes.

Hoy, compartiendo esta rebeldía, hay que decir que ya no es momento de cartas otorgadas: es el momento de seguir abriendo procesos constituyentes, unos procesos constituyentes que no tendrían que ser otra cosa que aquello que Salvador Allende, un 11 de septiembre dijo serenamente bajo una lluvia de bombas: “la historia es nuestra y la hacen los pueblos”.

Pueblos que para ser soberanos tenemos que ejercer cada día y cada minuto, nuestro derecho a decidirlo todo… Sin atajos, con valentía, pero sin depender de algunas hojas de ruta que, a veces, parecen más diseñados para mantener y apuntalar ciertos poderes que no para conseguir el ejercicio de una soberanía real.

No os engaño… para nosotros, la gente de Podemos, la capacidad de ejercer esta soberanía real pasa para reforzar los vínculos y vínculos solidarios, en pie de igualdad con los pueblos y naciones del resto del Estado. Un Estado que, por más que lo nieguen, aquí y allá, una y mil veces, es un Estado plurinacional.

Un Estado Plurinacional hecho por mujeres y hombres de abajo que comparten nuestro mismo anhelo de libertad y soberanía. La gente de Podemos estamos convencidos que estos vínculos son imprescindibles en la construcción de las soberanías que anhela el pueblo de Cataluña…

Un anhelo que también compartimos con otras naciones y pueblos de una Europa a la cual es urgente devolverle el alma. Una Europa donde los pueblos y naciones pierden soberanía de la mano de tratados de comercio que son las nuevas bombas contra la democracia.

Hay que devolver el alma a una Europa que, mientras cierra los brazos, los ojos y las puertas a los refugiados de la guerra, del hambre y la sed, gira la espalda a millones de personas golpeadas por la precariedad.

El 11 de septiembre de 1976 las venas de Chile aún estaban abiertas. Estaban abiertas las venas de una democracia de América Latina que sufrió un golpe de estado fascista inspirado por unas políticas neoliberales que han envenenado el derecho a decidir sobre una sanidad universal, sobre el derecho a decidir una enseñanza pública laica y de calidad y que han hecho imposible ejercer el derecho a la vivienda, el derecho a no sufrir pobreza energética, el derecho a un trabajo digno.

Unas políticas neoliberales que han globalizado la enfermedad y la desigualdad. Unas políticas neoliberales que (y esto hay que decirlo) hoy vemos abrirse paso en las instituciones catalanas con lamentable facilidad y sin la oposición frontal que se merecen.

El 11 de septiembre, en Chile y en Cataluña, nos enseña como de íntimamente ligados van los derechos nacionales, laborales y de ciudadanía.

La 11S, en Chile y en Cataluña, nos enseña como es debido defender los derechos humanos universales desde cada pueblo, desde cada ciudad y desde cada nación.

Este es el reto común que tenemos delante. Por suerte, la gente de Sant Boi ya está trabajando.

Muchas gracias!

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

Connecting to %s